5793 5596  
ferjimav@hotmail.com

C. Pancho López 117, Col. Benito Juárez
Neza., Edo. de Méx., 57000

Fernando Jiménez Ávila

Escrito por Fernando Jiménez Ávila
Categoría: /
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Como cada año, en el mes de abril las Personas Físicas tienen la obligación de presentar la Declaración Anual, en este caso, las Personas Físicas que perciben ingresos por Sueldos y Salarios.

Algunas personas que perciben este tipo de ingresos tienen la obligación de presentarla, otras no están obligadas a hacer la Declaración Anual; sin embargo, pueden hacerla si así les conviene.

A continuación, se enumeran los supuestos en los que una Persona Física que percibe ingresos por Sueldos y Salarios está obligada a presentar su Declaración Anual:

  • Cuando obtengan ingresos acumulables distintos a los de sueldos y salarios, ya sea porque tiene un negocio o renta.
  • Cuando dejen de prestar servicios antes del 31 de diciembre del año de que se trate, o cuando hayan prestado servicios a dos o más empleadores en forma simultánea.
  • Cuando sus ingresos en el año de que se trate, por sueldos y salarios, excedan de $ 400,000.00.
  • Cuando opten por presentar su Declaración Anual, habiendo comunicado por escrito al patrón el ejercicio de esta opción.
  • En los casos en que se reciban estos ingresos de personas no obligadas a efectuar las retenciones, como lo son los organismos internacionales, y los Estados extranjeros, es decir, las embajadas.

Quienes haya dejado de prestar servicios personales subordinados antes del 31 de diciembre, podrán no presentar la Declaración Anual, siempre que la totalidad de sus ingresos sean únicamente por la prestación de servicios personales subordinados en México, no excedan de $ 400,000.00, y no deriven de la prestación de servicios a dos o más empleadores simultáneamente, excepto lo señalado en la Fracción III y IV del Artículo 94 de la Ley del Impuestos Sobre la Renta (LISR).

A través de la Regla Miscelánea 3.17.2. vigente, se señala que no tienen obligación de presentar la Declaración Anual del ISR los contribuyentes personas físicas, sin que tal situación se considere infracción, quienes se ubiquen en los siguientes supuestos;

  • Hayan obtenido ingresos exclusivamente por sueldos y salarios y en general por la prestación de un servicio personal subordinado de un solo empleador.
  • En su caso, hayan obtenido ingresos por intereses nominales que no hayan excedido de $ 20,000.00, en el año que provengan de instituciones que componen el sistema financiero.
  • El empleador haya emitido el CFDI por concepto de nómina respecto de la totalidad de los ingresos a que se refiere la Fracción I de esta Regla.

No obstante, estas personas físicas podrán presentar su Declaración Anual del ISR del ejercicio 2019, si así lo desean.

Esta facilidad no es aplicable a los siguientes contribuyentes:

  • Quienes hayan percibido ingresos del Capítulo I, Título IV, de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, LISR, en el ejercicio de que se trate por concepto de jubilación, pensión, liquidación o algún tipo de indemnización laboral, de conformidad con lo establecido en el Artículo 93, Fracciones IV y XIII de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, LISR.
  • Los que estén obligaos a informar, en la Declaración Anual del ejercicio, sobre préstamos, donativos y premios, de acuerdo con lo previsto en el Artículo 90, Segundo Párrafo, de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, LISR.

Como se puede observar, uno de los elementos más importantes en el tema de la Declaración Anual de Personas Físicas, específicamente en el caso de quienes perciben ingresos por Sueldos y Salarios, es que el empleador o patrón cuente con un sistema confiable y eficaz de nómina que permita cumplir con todos los requisitos aplicables y facilitar la presentación de la Declaración Anual de sus empleados.