Lugares de interés de Nezahualcóyotl

   
   

Frases de Benito Juárez

Libre, y para mi sagrado, es el derecho de pensar... La educación es fundamental para la felicidad social; es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblos.

Los hombres no son nada, los principios lo son todo.

La democracia es el destino de la humanidad; la libertad su brazo indestructible.

Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

El gobierno tiene el sagrado deber de dirigirse a la Nación, y hacer escuchar en ella la voz de sus más caros derechos e intereses.

Tengo la persuasión de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder y no de trajes ni de aparatos militares propios sólo para los reyes de teatro.

Nada de contemporizaciones con los hombres viciados y con los que se han acostumbrado a hacer su voluntad como moros sin señor.

Siempre he procurado hacer cuanto ha estado en mi mano para defender y sostener nuestras instituciones. He demostrado en mi vida pública que sirvo lealmente a mi patria y que amo la libertad. Ha sido mi único fin proponeros lo que creo mejor para vuestros más caros intereses, que son afianzar la paz en el porvenir y consolidar nuestras instituciones.

Como hijo del pueblo nunca podría olvidar que mi único fin debe ser siempre su mayor prosperidad.

La emisión de las ideas por la prensa debe ser tan libre, como es libre en el hombre la facultad de pensar.

Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad.

El principio de no intervención es una de las primeras obligaciones de los gobiernos, es el respeto debido a la libertad de los pueblos y a los derechos de las naciones.

Mi deber es hacer cumplir la ley no sólo con medidas del resorte de la autoridad, sino con el ejemplo para atentar a los que con un escrúpulo infundado se retraían de usar el beneficio que les concedía la ley.

Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos, no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala.

El primer gobernante de una sociedad no debe tener más bandera que la ley; la felicidad común debe ser su norte, e iguales los hombres ante su presencia, como lo son ante la ley; sólo debe distinguir el mérito y la virtud para recompensarlos; al vicio y al crimen para procurar su castigo.

En la política la línea recta es la más corta.

Todo lo que México no haga por sí mismo para ser libre, no debe esperar, ni conviene que espere, que otros individuos u otras naciones hagan por él.

Entre los individuos como en las naciones, el derecho al respeto ajeno es la paz.

En la política la línea recta es la más corta.

No se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No se pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala.

La constancia y el estudio hacen a los hombres grandes, y los hombres grandes son el porvenir de la patria.

   

Próximas...

No se han encontrado eventos
   

Avisos

Recuerden acceder a su correo electrónico, para consultar el Boletín Electrónico.

Próximamente Curso de Administración Pública Municipal.

Próximamente Taller de Cálculo de ISR para Sueldos y Salarios.

Próximamente Taller de Declaración Anual de Sueldos y Salarios.

Las descargas de los archivos de ejemplo del Curso de Paquetería de Oficina sólo están disponibles previo registro.

Próximo inicio Curso de Programación en Excel, con duración de 30 horas, los días martes y jueves, de 10:30 a 12:00 horas, REQUISITO: haber tomado el Curso de Paquetería de Oficina.

Taller de Recibos de Nómina Electrónicos se lleva a cabo todos los días miércoles de 10:30 a 11:30 am, por lo que se requiere de la contraseña del portal del SAT para acceder a la plataforma.

El Taller de Llenado de la Declaración Anual de Sueldos y Salarios (DeclaraSAT) se lleva a cabo todos los días viernes de 10:30 a 11:30 am, por lo que se requiere de la contraseña del portal del SAT para acceder a la plataforma. 

Próximamente Curso de Elaboración de Prespuestos Basados en Resultados, PbR.

Próximamente inicia el Curso de Paquetería de Oficina, con duración de 72 horas, de lunes a viernes, de 08:30 a 10:30 horas, REQUISITO: Contar con acuse de oficio en el cual el área en donde se encuentra adscrito/a autoriza la incorporación al grupo.

Próximamente inicia el Curso de Entrega - Recepción de la Administración Pública Municipal.

   

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

En febrero de 1916, se llevó a cabo en Veracruz, un Congreso obrero convocado por la Federación de Sindicatos del Distrito Federal,

al que se negó a concurrir el general Heriberto Jara, quien era, en aquel entonces, el gobernador del estado. En tal Congreso se acordó formar un organismo sindical obrero llamado Confederación del Trabajo de la Región Mexicana. En su declaración de principios establecía, como objetivo principal de los trabajadores, el de la lucha de clases y, como finalidad suprema para el movimiento del proletariado, la socialización de los medios de producción. Se usaría como medio la llamada acción directa, quedando excluida del esfuerzo sindicalista toda clase de acción política, entendiéndose como tal, el hecho de adherirse oficialmente a un gobierno, a un partido o personalidad que aspirara al poder gubernativo. Quien aceptase un puesto público, quedaría automáticamente fuera de la Confederación. Serían aceptados tanto los trabajadores manuales como los intelectuales, siempre y cuando acatasen los principios y estatutos.

El 13 de octubre de 1917, se reunió en Tampico otro congreso obrero; concurrieron a él delegados de todas las organizaciones de importancia en esa época. Se aprobaron resoluciones que establecían el derecho de libre asociación, recomendaban la organización sindicalista y se aconsejaba a los obreros limitar la familia, cuando la situación económica fuera grave. Las organizaciones obreras de Tampico se congregaron el 13 de diciembre de 1917 y acordaron convocar a la realización de un Congreso Obrero para formar una organización nacional. Este Congreso se reunió el Primero de Mayo de 1918, en la ciudad de Saltillo, Coahuila, ahí se fundó la CROM, en su declaración de principios se destacan los siguientes aspectos: reconocimiento de la existencia de dos clases: explotados y explotadores; esta situación es injusta, la clase explotada tiene el derecho de establecer una lucha de clases.

Se adoptó el nombre de Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), pues los anarquistas y socialistas propugnaban el título de regional de México, pensando que podrían ser sección de una central internacional. En cambio, los reformistas propugnaban la supresión del título de regional y agregar el de mexicana, significando este último término, que era una organización nacional desvinculada de las demás. Su lema era: Salud y Revolución Social, lema anarquista.

Posteriormente, la llamada acción directa del anarquismo fue abandonada y sustituida por la acción múltiple, dando paso así a la participación en las actividades políticas, que en un principio se pensó desligar de esta organización.

La fundación de la CROM representa el triunfo del reformismo en el movimiento obrero de México.

Desde la realización del congreso de 1916, en Veracruz, se descartó la lucha política y se maniató a la clase obrera, condenándola a la lucha económica; se prohibía a los miembros de los organismos sindicales apoyar a algún partido político e, implícitamente, se les impedía la formación de un partido obrero. El congreso de Saltillo, en 1918, hizo sentir la lucha de nacionalistas contra una tendencia de afiliarse a la internacional. Los principios que sustentaba en su inicio el movimiento obrero, van poco a poco degenerándose. De la socialización de los medios de producción, propugnada en Veracruz, se pasa a la lucha por la descentralización de la propiedad, cayendo en una posición agraria reformista que sólo buscaba el reparto de la tierra, pero no la desaparición del sistema.

También, en el Congreso de Saltillo, se exigió la reglamentación del artículo 123 constitucional. La CROM consiguió la hegemonía durante el decenio de los años veinte, que se traduce en un control de las demandas de los trabajadores.

La CROM tuvo nexos con la American Federation of Labor (AFL), dirigida por Samuel Gompers, quien tenía conocimiento del movimiento obrero panamericano desde 1883, cuando trabajaba en una fábrica de cigarros en Nueva York, conoció a tres trabajadores mexicanos que —según él— le dieron una idea bastante exacta de la situación política e industrial en el régimen de Porfirio Díaz. El líder estadounidense señala haber visitado tres veces a México y que, en varias ocasiones, algunos mexicanos acudieron a verlo para pedirle consejo sobre sus proyectos de derrocar al general Díaz.

En cuanto a sus nexos con los integrantes de la CROM, expresa que: se gestionó que la delegación mexicana enviara dos representantes a Washington para que conferenciaran con el Consejo Ejecutivo de la AFL, uno de los representantes de la Ciudad de México era Luis N. Morones, que llegó a ser —dice Gompers— un jefe muy influyente en las organizaciones obreras mexicanas.

Como se sabe, Morones fue el más importante líder de la CROM y tuvo estrechas relaciones con la AFL. Uno de sus resultados, después de las entrevistas en Laredo, Texas, fue la constitución de la Panamerican Federation of Labor de 1918, fecha en la que Gompers expresa que envió a México una comisión del movimiento obrero norteamericano, formada por James Lord, Santiago Iglesias y John Murray.

Esta comisión prestó muy buenos servicios, pues según los proyectos que se habían estado estudiando durante meses se utilizarían todos los contactos amistosos posibles para convocar a una conferencia encaminada a la organización de la Federación Panamericana del Trabajo. Fue significativa la ceremonia en que se inauguró el Congreso, en Nuevo Laredo, con participación de Luis N. Morones y Gompers. Posteriormente, Gompers prestó sus servicios a la Federación Panamericana como presidente, aun cuando el presidente De la Huerta, en 1923, en una conferencia que se celebró con representantes de las organizaciones obreras mexicanas, en El Paso, Texas, se inconformó y protestó, a través de sus partidarios, por el interés que Gompers manifestó públicamente por Calles, expresándole su simpatía para las próximas elecciones. Esta actitud intervencionista de la AFL, por medio de Gompers, fue sin duda lo que originó la conducta de De la Huerta en esas conferencias, en las que, según el líder de la AFL, De la Huerta adoptó una actitud de superioridad altanera, no obstante que el líder norteamericano expresa no tener el menor deseo de intervenir en los asuntos internos de México.

La realidad es que la intervención de Gompers en el movimiento obrero mexicano venía dándose desde la época porfirista, como él mismo lo expresa y reconoce; no obstante, continuó por mucho tiempo su participación. Hay noticias de que estuvo protestando por las actitudes de Venustiano Carranza, en contra de su gestión, pues según él, Carranza convertía las huelgas en delito, punibles con la pena de muerte.

La integración de la CROM a la Federación Americana del Trabajo fue duramente criticada por los sectores más radicalizados del movimiento obrero mexicano quienes vieron en la presencia de los representantes norteamericanos a agentes de la Casa Blanca con el propósito de atraer al movimiento sindical mexicano, a la órbita de influencia estadounidense.

Esta vinculación entre la CROM y la AFL desarticula la relación del sindicalismo mexicano con otras organizaciones internacionales del mismo carácter y provoca un alejamiento que se acentuará hasta hacer desaparecer las ideas anarcosindicalistas.

La hegemonía de la CROM continuó hasta 1928. Su secretario general, Luis N. Morones, quien había surgido del sector electricista, se transforma en la figura clave del movimiento sindical en esa época. El papel que desempeñan Morones y la CROM no puede entenderse sin el apoyo otorgado por el Estado, en el momento en que se afronta la tarea de reconstruir el Estado-Nación, resquebrajado por la Revolución Mexicana. Esta situación es la que permite explicar el enorme desarrollo de la CROM y el poderío de sus dirigentes, apoyados por Obregón y Calles, cada uno en su momento. Los líderes actuaban mediatizando las demandas obreras y las decisiones eran tomadas en función de la alianza entre los dirigentes sindicales con los jefes políticos. Baste señalar que, como fruto del apoyo otorgado a Obregón, el dirigente de la CROM, Celestino Gasca, es nombrado gobernador del Distrito Federal y el secretario general de la misma, Luis N. Morones, director de los establecimientos fabriles y militares.

De esta forma, los dirigentes cromistas comienzan a ocupar cargos políticos en las Cámaras de Diputados y de Senadores, e inclusive, gubernaturas en algunos estados. El poder de Morones era tal que imponía a los candidatos y los destituía de sus cargos si éstos se le oponían.

En la VI Convención, la CROM declara al candidato presidencial, Plutarco Elías Calles, su presidente honorario. El Partido Laborista Mexicano, prolongación de la CROM, apoya su candidatura y el 1o. de diciembre de 1924 asume la presidencia. Mientras que Luis N. Morones es nombrado Secretario de Industria, Comercio y Trabajo.

La trayectoria del movimiento obrero organizado empezaba a tomar un perfil definido, que lo acercaba más a la conciliación que a la confrontación con el Estado.

Cuando Obregón terminó su mandato, a finales de 1924, la CROM ya había recorrido un largo trecho en su cambio de orientación de los grupos obreros a los agrarios. Obregón y sus seguidores agraristas llegaron a formar una facción durante la administración de Calles, y éste y los grupos de la CROM, otra. Si bien la política general de ambos seguía siendo la misma, sus respectivos centros de fuerza provenían de grupos divergentes y cada vez más hostiles. El Partido Nacional Agrarista, de Obregón, estaba claramente en desgracia con Calles, mientras que el partido oficial de éste, es decir, el Laborista Mexicano, entraba cada vez más en conflicto con Obregón.

Esta división de intereses entre los dos hombres más fuertes de México, fue una de las razones por las que el Partido Laborista no pudo controlar, incluso en la cima del poder, a la mayor parte de los gobiernos de los estados.

Hasta 1925, el Partido Nacional Agrarista y el Partido Laborista, conciliaron intereses y trabajaron juntos en una aparente amistad. Sin embargo, poco tiempo después del ascenso del sector obrero al poder, con Calles todo cambió, hubo pugna entre ellos. Los líderes agraristas pedían que la CROM se limitara en sus tareas de acción social con los campesinos a los trabajadores agrícolas de las haciendas y dejar los ejidos al Partido Agrarista. Pero Morones replicaba que los jornaleros y los ejidos tenían los mismos problemas y se negaba a reconocer las diferencias entre las dos clases sociales del campo y la ciudad. El resultado de esta controversia fue que el Partido Laborista se retiró del bloque radical en la Cámara de Diputados que había estado compuesto por laboristas, agraristas e independientes.

A partir de que Calles designó a Morones para ocupar la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo, éste emprendería la sindicalización de todos los obreros y campesinos para agruparlos en la CROM. Esto provocó la ruptura política en 1925 con el Partido Nacional Agrarista y la lucha sangrienta con los sindicatos católicos, patronales y rojos. Algunos gobernadores no permitieron la penetración de la CROM en sus estados. Tales fueron los casos de Yucatán, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas. Portes Gil no le permitió adueñarse de los numerosos sindicatos petroleros ya organizados en la Confederación Regional de Tamaulipas, con lo cual se finca entre ellos una seria y activa enemistad. Como hombre de confianza de Calles, Morones recibió el apoyo presidencial para la CROM. El hecho de que Calles, en 1927, no hiciera gobernador de Guanajuato al líder obrero Celestino Gasca, molestó a los integrantes del Partido Laborista, ya que Gasca era uno de sus líderes más conocidos y respetados. Esto ocasionó que las relaciones entre Calles y los dirigentes de la CROM se comenzaran a debilitar.

Por esas fechas, 1927, Calles ya no encontraba aprovechable o interesante ser conocido como el presidente obrerista y bolchevique. Su gobierno tendía abiertamente al conservadurismo y dependía cada vez más del apoyo de la derecha, aunque por algún tiempo tuvo una simpatía sincera por el movimiento proletario.

Esto originó una serie de desacuerdos entre él y los miembros obreros del gobierno en un intento por hacerlos renunciar. En consecuencia, cuando comenzó la campaña presidencial de 1927-1928, los dirigentes de la CROM efectivamente necesitaban tiempo para pensar en una salida a esta situación tan difícil, por lo que decidieron, en el Congreso del Partido Laborista, realizado en septiembre de 1927, que la única vía era la aceptación de Obregón como candidato presidencial por el partido.

Morones aparentaba indiferencia respecto al tema de la reelección, pero entre las masas obreras había un resuelto sentimiento en contra de la misma; una facción quería apoyar la candidatura del general Francisco Serrano; otros buscaban ampliar el mandato presidencial a seis años, para que Calles pudiera permanecer dos años más en el cargo, y otros proponían como candidatos presidenciales de la CROM a Morones o a Gasca. No obstante, el Grupo Acción (de la CROM), utilizando mano dura, pudo imponer su voluntad a los diferentes elementos y evitar una escisión en el partido. La convención aceptó a Obregón como candidato obrero, pero con una reserva. Apoyarían su candidatura en la inteligencia de quedar en libertad de retirarle este apoyo en el momento que juzgaran prudente hacerlo. Y, el 30 de abril de 1928, el Partido Laborista le retiró su apoyo, para dejar en entera libertad a la mesa directiva de escoger su candidatura, lo cual significa, finalmente, que no se declararon obregonistas.

Morones renunció a las actividades gubernamentales y justificó su actitud en un discurso que tuvo amplia difusión entre los miembros del Partido Laborista, en el que expresaba:

“Una organización obrera tiene todo el derecho a ser política cuando existe una corriente de franqueza, basada en hechos innegables, la cual puede otorgar a los hombres que dirigen la acción política de nuestro país, todo el prestigio y las garantías necesarias para ganarse la confianza de las masas obreras; cuando hay un hombre como Calles; con él se puede ser político, ir en cualquier dirección, guiado por él, pero cuando hay otras circunstancias, es preferible repetir el cadalso: la vieja guardia muere, pero no se rinde.”

Esta actitud de Morones y el Partido Laborista causó gran consternación entre los grupos que lo constituían. Obregón respondió en seguida declarando que el Partido Laborista tenía libertad para retirarle su apoyo cuando quisiera y que él todavía contaba entre sus seguidores con suficientes elementos para llenar todos los puestos del gobierno. Varias organizaciones comenzaron inmediatamente a apartarse de la CROM, sobre todo los partidarios de Obregón. El 16 de mayo de 1928, tres senadores y ocho diputados, así como tres regidores de la Ciudad de México, publicaron un manifiesto en el que decían que abandonaban el Partido Laborista porque simpatizaban con Obregón. Por éstas y otras razones de enemistad entre Obregón y los líderes de la CROM, principalmente con Morones, esta organización orquestó en “El Toreo” una tremenda rechifla contra Obregón, cuando éste agasajó a Lindbergh, en diciembre de 1927. El tiroteo de abril de 1928 contra Obregón, en Orizaba, también se les atribuye. Lo cual explica que se adjudique a la CROM la muerte de Obregón. Aun cuando Morones no había sido el único en amenazarlo de muerte, también Arnulfo Gómez, públicamente le había ofrecido mandarlo “dos metros bajo tierra”; muerto éste y desaparecidos los generales rebeldes, sólo quedaba Morones como responsable. Con la muerte del general Álvaro Obregón, en el restaurante “La Bombilla”, de la Ciudad de México, el 17 de julio de 1928, la liquidación de la CROM y el Partido Laborista se aceleró en unos cuantos meses. Cuatro días después, los miembros obreros del gobierno que ocupaban cargos por nombramiento: Luis N. Morones, Secretario de Industria, Comercio y Trabajo; Celestino Gasca, director de las Fábricas Militares Federales y, Eduardo Moneda, director de los Talleres Gráficos de la Nación, renunciaron a sus puestos. Se exigía, incluso, la expulsión de los diputados y senadores que pertenecieran al Partido Laborista y que se buscaran los medios para sustituirlos con partidarios de Obregón. Lo mismo se exigía respecto de los gobernadores no obregonistas. A Morones también se le atribuye, la muerte del senador campechano Francisco Field Jurado, asesinado el 23 de enero de 1924. Pues días antes del asesinato, el propio Morones, en sesión de la Cámara de Diputados, preconizaba el empleo de la acción directa, en su peculiar oratoria llena de vulgaridades, en la que expresó públicamente:

“Los viejos caducos y empolvados que ostentan su desconsolada ridiculez en el Senado, sufrirán la acción directa... que se den prisa nuestros enemigos en afilar sus dagas y en apuntar sus rifles asesinos, porque la guerra es sin cuartel, diente por diente, vida por vida... toca ahora a los senadores el castigo. Field Jurado y Trejo están recolectando dinero para enviar a los rebeldes. Tal vez no esté lejos su castigo. El pueblo es un gobierno. Pues bien, ahora lanza su primer decreto: la acción directa.”

Como puede observarse, por estas declaraciones públicas de Morones, en las que se le atribuye responsabilidad penal por el asesinato, dado las amenazas lanzadas abiertamente en contra del senador campechano, hace suponer que éste es el autor intelectual del asesinato de Field Jurado y del secuestro de otros tres senadores que se oponían a la aprobación de los Convenios de Bucareli, celebrados con el gobierno de Estados Unidos. A fines de diciembre de 1923, el presidente Obregón había convocado a la Cámara de Senadores a un periodo extraordinario de sesiones, con la finalidad de ratificarlos. Obregón tenía el mayor empeño en que fuesen aprobados con la máxima celeridad, sin discusión, para obtener un apoyo decidido de Estados Unidos en armas y pertrechos militares. Los senadores adoptaron la medida de que por turnos deberían faltar a la Cámara para que el quórum no se completase. El senador que dirigía las maniobras era Field Jurado.

La crisis de la CROM, en 1928, marca el fin del periodo formativo del sindicalismo mexicano, pues, durante este lapso se ensayan las modalidades de organización cuyos rasgos esenciales marcarían el desarrollo posterior de dicho sindicalismo, y es cuando se establecen los primeros eslabones de la cadena que acabó por atar definitivamente los sindicatos al Estado.

En el caso de la CROM, la candidatura de Obregón fue la causa de las primeras divisiones. Después, el descontento acumulado por las limitaciones y fracasos del proyecto sindical cromista y por las alianzas políticas de sus líderes alcanzaría mayores dimensiones, al coincidir con las estrecheces impuestas por las crisis económicas.

La ruptura definitiva de la CROM tuvo lugar con la salida del grupo lombardista en 1932, año en el que la crisis alcanzó sus niveles más altos. En medio de estas circunstancias, la fundación del Partido Nacional Revolucionario (PNR) (actualmente Partido Revolucionario Institucional, PRI), y la expedición de la Ley Federal del Trabajo, en 1931, acabarían por transformar las relaciones obrero-patronales y los vínculos entre las organizaciones obreras del Estado.

Cuando en 1928 desaparecieron las condiciones que habían hecho de la CROM, la organización social hegemónica, los resultados fueron la salida de los líderes cromistas del gobierno y la desafiliación de un número importante de sindicatos y de federaciones obreras. Aun así, las cosas no hubieran seguido ese rumbo, si a pesar de los compromisos políticos de sus representantes la CROM hubiera llevado adelante su proyecto obrero.

Con la CROM, los trabajadores tuvieron la oportunidad de consolidar sus agrupaciones sindicales y hacerlas extensivas a todas las ramas de las ocupaciones y a gran parte del territorio nacional. Bajo estas circunstancias crecieron y se desarrollaron. Sin embargo, con esta Confederación, también enajenaron su autonomía y la de un proyecto sindical independiente del Estado.

   

Mis Publicaciones

Últimamente se ha estado dedicando más recursos pa...

La Bandera de México ha sufrido muchos cambios a l...

En la casa de las pinturas

  Si piensas que estás vencido, lo estás. Si pie...

En México, los inicios del Sindicalismo se basaron...

Casa de Cultura de la Colonia Virgencitas, ubicada...

Esta organización nació en el Estado de México, ap...

Moumento a Sor Juana Inés de la Cruz, ubicada en l...

En un bosque muy grande y antiguo convivían muchos...

El Hemiciclo a Benito Juárez, ubicado en el cruce ...

La Ilustración es el movimiento filosófico, litera...

El Congreso del Trabajo (CT) ha sido el último int...

En su momento, el SAT informó que, a partir de est...

Miguel Hidalgo y Costilla, ubicado en el camellón ...

Siembra una idea suteymista, cosecharás hombres y ...

Existe este poema que habla sobre las consecuencia...

La economía capitalista e industrializada del sigl...

A fin de que la asamblea se realice de acuerdo a l...

La Asamblea En asamblea o reunión de trabajadores...

Más publicaciones...

Más en...: Informática Identidad Nacional Poemas de Nezahualcóyotl Fernando Jiménez Ávila Sindicalismo Historia del Sindicalismo en México Historia del Sindicalismo en el Mundo Sueldos y Salarios Administración Identidad Estatal Identidad Municipal Juarismo

   

Mis visitas  

Hoy338
Ayer389
En la semana727
En el mes6565
Total106783

Quién está

2
En línea

20-11-2018
   

Llévame a tus redes sociales  

FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinRSS FeedPinterest
Pin It
   

Efemérides  

   

Personajes célebres  

   

La foto de hoy  

   

Mapa  

   

Hemiciclo de Benito Juárez  

   

El clima en Neza

   

Mis publicaciones en Facebook

   

Mis twits

   
© Fernando Jiménez Ávila