Escrito por Fernando Jiménez Ávila

El Servicio Profesional de Carrera (SPC) es un instrumento que busca garantizar que el ingreso, desarrollo y permanencia de los servidores públicos en la Administración Pública, sea a través de principios como:

1.- El mérito

2.- Igualdad de oportunidad

3.- Legalidad

4.- Imparcialidad

5.- Vocación de servicio

6.- Objetividad

7.- Eficiencia

8.- Lealtad institucional

Lo anterior, con el propósito de impulsar la profesionalización de la función pública, en beneficio de la Sociedad Civil.

Tal y como se puede apreciar, se debe generar la voluntad política para construir y operar un sistema en el que los actores políticos y sociales, tales como: legisladores, servidores públicos y sindicatos converjan en un fin común: responder mejor a los retos sociales.

La Sociedad Civil, reclama un consenso de todas las fuerzas políticas y sociales para que se establezcan sistemas profesionales de carrera en las administraciones públicas, como principio de un buen gobierno.

El objetivo es, primordialmente, establecer las bases para la organización, funcionamiento y desarrollo del Sistema del SPC en las dependencias de la Administración Pública en los tres órdenes (Federal, Estatal y Municipal), para atraer, mantener, motivar y formar mejores servidores públicos, garantizando que la Administración Pública opere con continuidad, sin importar los cambios políticos.

Todo sistema de Servicio Profesional de Carrera debería estar integrado por siete subsistemas para su funcionamiento:

1.- Planeación de Recursos Humanos. Determinar en coordinación con las dependencias, las necesidades cuantitativas y cualitativas de personal que requiera la Administración Pública para el eficiente ejercicio de sus funciones.

2.- Ingreso. Regular los procesos de reclutamiento y selección de candidatos, así como los requisitos necesarios para que los aspirantes se incorporen al sistema.

3.- Desarrollo Profesional. Establecer los procedimientos para la determinación de planes individualizados de carrera de los servidores públicos, a efecto de identificar claramente las posibles trayectorias de desarrollo, permitiéndoles ocupar cargos de igual o mayor nivel jerárquico y sueldo, previo cumplimiento de los requisitos establecidos; así como, los requisitos y las reglas a cubrir por parte de los servidores públicos pertenecientes al sistema.

4.- Capacitación y Certificación de Capacidades. Establecer los modelos de profesionalización para los servidores públicos, que les permitan adquirir:

a) Los conocimientos básicos acerca de la dependencia en que labora y de la Administración Pública en su conjunto.

b) La especialización, actualización y educación formal en el cargo desempeñado.

c) Las aptitudes y actitudes necesarias para ocupar otros cargos de igual o mayor responsabilidad.

d) La posibilidad de superarse institucional, profesional y personalmente dentro de la dependencia.

e) Las habilidades necesarias para certificar las capacidades profesionales adquiridas.

5.- Evaluación del Desempeño. El propósito es establecer los mecanismos de medición y valoración del desempeño y la productividad de los servidores públicos de carrera, que serán a su vez los parámetros para obtener ascensos, promociones, premios y estímulos, así como garantizar la estabilidad laboral.

6.- Separación. Se encarga de atender los casos y supuestos mediante los cuales un servidor público deja de formar parte del sistema o se suspenden temporalmente sus derechos.

7.- Control y Evaluación. Su objetivo es diseñar y operar los procedimientos y medios que permitan efectuar la vigilancia y en su caso, corrección de la operación del sistema.

Beneficios de un Servicio Profesional de Carrera son, para: